Solsticio de junio: datos curiosos y eventos astronómicos próximos

Por qué se produce el solsticio en el 21 de junio, qué es sol de medianoche o qué lluvias de estrellas están al caer.

20 junio 2022

En una parte del mundo se nota ya el calor y el cuerpo pide playa, mientras que en la otra las chaquetas y las bebidas calientes se imponen. Mañana será 21 de junio y daremos la bienvenida al verano en el hemisferio norte y al invierno en el hemisferio sur. La estación comenzará exactamente a las 9 horas y 14 minutos UT (+2 hora peninsular), durará 93 días y 16 horas, y terminará el 23 de septiembre con el comienzo del otoño y de la primavera respectivamente.  

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol. En el caso del verano en el hemisferio norte, informa el Observatorio Astronómico Nacional de España,  esta posición se da en el punto de la eclíptica en el que el Sol alcanza su posición más boreal. El día en que esto sucede, el Sol alcanza su máxima declinación Norte (+23º 27') y durante varios días su altura máxima al mediodía no cambia. A esta circunstancia se la llama también solsticio (“Sol quieto”) de verano. En este instante, en el hemisferio sur se inicia el invierno.

solsticio verano junio 2021Solsticio de verano en el hemisferio norte/ Crédito: IGN

Ambos solsticios, el de verano y el de invierno, marcan el comienzo de nuevas estaciones que a lo largo de la historia, y aún en la actualidad, han ido acompañadas de festividades de diversa índole. Se debe a que la mayoría de culturas reconocen el solsticio como un período de renovación.

Por ejemplo, para los egipcios el día del solsticio estaba considerado como el inicio del nuevo año. De hecho, muchas de sus pirámides tienen una clara motivación solar y en concreto con la fecha del solsticio.

Y, curiosamente, al amanecer del solsticio de verano, el Sol sale sobre Heel Stone, el gran bloque de piedra que se encuentra dentro de la avenida de Stonehenge.

Con toque místico o no, lo cierto es que a partir del 21 de junio en el hemisferio norte los días empiezan a acortarse lentamente. Este hecho, que poco perturba nuestro día a día en la actualidad, en otros tiempos implicaba una adaptación de las actividades cotidianas a un nuevo ciclo meteorológico. Así lo explica la arqueoastronóma Andrea Rodríguez Antón en su artículo: 

Solsticio de junio arqueoastronomía 2A lo largo de un año, el sol recorre un arco del horizonte a su salida y a su puesta en el que los extremos los marcan los solsticios de junio y diciembre -21 de junio y 21 de diciembre- de verano e invierno, respectivamente, en el hemisferio norte y al contrario en el hemisferio sur. El resto del año el sol se esconde cada día en puntos intermedios entre el solsticio de verano y el de invierno./ Créditos: Andrea Rodríguez Antón

Cielo de verano en el hemisferio norte

El cielo tras la puesta de Sol a comienzos del verano no tendrá ningún planeta visible, y habrá que esperar hasta mediados de agosto para poder ver Saturno salir por el este al anochecer, informa el Observatorio Astronómico Nacional. Al terminar la estación, Júpiter hará su aparición por el este tras la puesta del Sol. El cielo antes de la salida del Sol, por el contrario, empezará la estación con cinco planetas visibles: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. A medida que pasen los meses, los planetas se irán desplazando en el cielo, y al final de la estación solo quedarán Venus, Júpiter y Marte brillando al amanecer.

Además de los planetas, es fácil distinguir en el cielo grupos de estrellas brillantes. El más característico del verano es el triángulo formado por Altair, en la constelación del Águila, Deneb, en la constelación del Cisne, y Vega, en la constelación de la Lira. Es el llamado triángulo del verano, y es propiamente un asterismo pues combina estrellas de diferentes constelaciones. Hacia el sur, son típicas del verano las constelaciones de Escorpio, con la brillante y rojiza estrella Antares, y Sagitario, cuya posición indica aproximadamente el centro de la Vía Láctea. Esta banda blanca, que representa el brillo combinado de los millones de estrellas que componen nuestra galaxia, se puede ver en verano en todo su esplendor cruzando el cielo de sur a norte, aunque para distinguirla bien hace falta un cielo oscuro.

Conjunción júpiter saturno

1- Duración del día del solsticio según la latitud

Aunque el día del solsticio de verano corresponde al de mayor número de horas de Sol, la diferencia de horas entre el día y la noche depende de la latitud del lugar. Para la latitud de Madrid, por ejemplo, el día del solsticio de verano tendrá 15 horas y 3 minutos de Sol, a comparar con las 9 horas y 17 minutos de Sol que tuvo el día más corto (solsticio de invierno). La diferencia entre el día más largo y el más corto es por tanto de casi seis horas de Sol. A medida que nos acercamos al ecuador, esa diferencia disminuye, mientras que en los polos terrestres la diferencia es máxima.

 2- Afelio y por qué el verano es la estación más larga

Un hecho circunstancial no relacionado con el inicio de las estaciones se da también en esta época: el día del afelio, es decir, el día en que el Sol y la Tierra están más alejados entre sí a lo largo del año. Es este mayor alejamiento al Sol la causa de que la Tierra se mueva más lentamente a lo largo de su órbita elíptica durante el verano (según la conocida como segunda ley de Kepler) y por lo tanto esta estación sea la de mayor duración.

El 4 de julio se producirá el afelio. Cuando eso suceda, nuestra distancia al Sol será de algo más de 152 millones de km, es decir, unos 5 millones de km más que en el momento de menor distancia (perihelio), que sucedió el 4 de enero.

Afelio

Afelio/ Wikimedia commons

3- Verano e invierno pueden comenzar en diferentes fechas 

El inicio del verano (hemisferio norte) y del invierno en el hemisferio sur pueden darse, a lo sumo, en tres fechas distintas del calendario (del 20 al 22 de junio). A lo largo del siglo XXI el invierno se iniciará en los días 20 y 21 de junio (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

4- Sol de medianoche 

Hay casi seis horas de diferencia entre el día más corto del año y el más largo. Esta diferencia depende mucho de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador y siendo extrema (24 horas) entre los círculos polares y los polos. Precisamente es por encima del círculo polar boreal donde algunos días al año alrededor del 21 de junio se da el fenómeno del Sol de medianoche, en que el Sol es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día. 

5- Lluvias de estrellas

Aunque es el primero, el solsticio no es el único evento astronómico de esta estación. Apunta en tu calendario estas dos lluvias de estrellas y su pico máximo de actividad.

Delta acuáridas, con un máximo hacia el 30 de julio.

Perseidas, cuyo máximo sucederá hacia el 12 de agosto.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.