Alojamientos recomendados por Turismo de Estrellas

Astroturismo y buceo en la exótica isla de Pemba

Gran parte de la isla permanece aún por descubrir, lo que la hace misteriosa y perfecta para practicar la observación de estrellas en África.

28 enero 2020

Ideal para amantes de la aventura, el buceo y la observación de estrellas, la pequeña isla de Pemba, es uno de los mejores lugares para hacer astroturismo en África. Un territorio poco explotado por el turismo y que antaño estuvo incluso rodeado de leyendas.

La isla de Pemba, conocida como la ‘isla verde’ en árabe, es un pequeño paraíso de cielo oscuro que forma parte del del archipiélago de Zanzíbar en Tanzania. Pemba está cerca de la costa oriental de África, en aguas del océano Índico, y junto con las islas de Unguja y de Mafia conforma el archipiélago de Zanzíbar o Islas de las Especias.

Durante gran parte de su historia, Pemba estuvo eclipsada por la isla de Zanzíbar, su vecino más grande del sur. Aunque las islas están separadas por solo 50 km de mar, relativamente pocos turistas cruzan el canal. Los que lo hacen, sin embargo, quedan enamorados de la 'isla verde'. 

Los viajeros más aventureros ven en la isla de Pemba, mucho menos concurrida que su vecina, un santuario para hacer buceo y descubrir sus arrecifes vírgenes, llenos de abundante vida marina. Ahora, además, los aficionados al astroturismo han encontrado en su inmaculado cielo oscuro un motivo estelar para viajar a Pemba.

El terreno en el interior de Pemba es montañoso y de vegetación exuberante, mientras que gran parte de la costa está llena de manglares y lagunas, intercaladas con playas e islotes idílicos. En alta mar, los arrecifes de coral ofrecen algunos de los mejores lugares de buceo que puedes encontrar en África. 

Pemba en ZanzíbarBahía de la isla de Pemba/ Crédito: Manta Resort

La ciudad de Chake-Chake, la capital, está ubicada en el centro, se alza sobre un montículo con vista al oeste en una bahía y la pequeña isla de Misali. 

En la isla de Pemba se ha conservado una forma tradicional de vivir. La mayoría de sus habitantes se dedican a la pesca y el cultivo, principalmente del clavo. Esta forma tradicional de vida es la que ha permitido conservar tanto el fondo marino como el cielo nocturno libre de contaminación lumínica.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.