Turismo de Estrellas
Primer diario de noticias
especializado en Astroturismo

En busca de una zona horaria para la Luna

Las organizaciones espaciales se reunieron en el centro tecnológico ESTEC de la ESA en los Países Bajos para estudiar cómo mantener la hora en la Luna.

13 marzo 2023

Una nueva era de exploración lunar está en auge, con decenas de misiones a la Luna previstas para la próxima década. Europa está a la vanguardia, pues ha contribuido a la construcción de la estación lunar Gateway y de la nave espacial Orión (prevista para devolver a los humanos a nuestro satélite natural), además de desarrollar su gran módulo logístico de aterrizaje lunar, conocido como Argonaut.  

Dado que decenas de misiones operarán en la Luna y sus alrededores y necesitarán comunicarse entre sí y fijar sus posiciones de forma independiente desde la Tierra, esta nueva era requerirá su propio tiempo. 

Por ello, las organizaciones espaciales han empezado a estudiar cómo mantener la zona horaria para la Luna. El debate, que comenzó el pasado noviembre con una reunión en el centro tecnológico ESTEC de la ESA en los Países Bajos, forma parte de un esfuerzo más amplio para acordar una arquitectura común "LunaNet" que cubra los servicios de comunicación y navegación lunares. 

Arquitectura para la exploración lunar conjunta  

Zona horaria LunaLas organizaciones espaciales han empezado a estudiar cómo mantener la hora en la Luna // Crédito:ESA

"LunaNet es un marco de normas, protocolos y requisitos de interfaz mutuamente acordados que permitirá a las futuras misiones lunares trabajar juntas, de forma conceptualmente similar a lo que hicimos en la Tierra para el uso conjunto de GPS y Galileo", explica Javier Ventura-Traveset, Responsable de Navegación Moonlight de la ESA, que coordina las contribuciones de la ESA a LunaNet.  

Hasta ahora, cada nueva misión a la Luna funciona con su propia escala de tiempo exportada desde la Tierra, con antenas de espacio profundo utilizadas para mantener los cronómetros de a bordo sincronizados con la hora terrestre al mismo tiempo que facilitan las comunicaciones bidireccionales. Sin embargo, esta forma de trabajar no será sostenible en el futuro entorno lunar. 

Todas las misiones no sólo estarán en la Luna o alrededor de ella al mismo tiempo, sino que a menudo también interactuarán, pudiendo retransmitir comunicaciones entre ellas, realizar observaciones conjuntas, llevar a cabo operaciones de encuentro o mantener enlaces con y desde la Tierra, y guiarlas en su camino alrededor de la Luna y en la superficie. 

A Moonlight se le unirá en la órbita lunar un servicio equivalente patrocinado por la NASA: el Lunar Communications Relay and Navigation System. Para maximizar la interoperabilidad, estos dos sistemas deberán emplear la misma escala de tiempo, junto con las muchas otras misiones tripuladas y no tripuladas a las que prestarán apoyo. 

Cronometraje riguroso

Zona horaria LunaA Moonlight se le unirá en la órbita lunar un servicio equivalente patrocinado por la NASA: el Lunar Communications Relay and Navigation System // Crédito: ESA

La precisión de la navegación exige un cronometraje riguroso. Los receptores de navegación por satélite determinan su posición convirtiendo el tiempo que tardan en llegar las señales de los satélites en medidas de distancia, multiplicando el tiempo por la velocidad de la luz.  

Uno de los temas que se debaten actualmente es si una única organización debería encargarse de establecer y mantener la hora lunar. Y también, si la hora lunar debe fijarse de forma independiente en la Luna o mantenerse sincronizada con la Tierra. 

El equipo internacional que trabaja en el tema se enfrentará a considerables problemas técnicos. Por ejemplo, los relojes de la Luna funcionan más rápido que sus equivalentes terrestres: ganan unos 56 microsegundos o millonésimas de segundo al día. Su velocidad exacta depende de su posición en la Luna, ya que su tictac es diferente en la superficie lunar que desde la órbita. 

"Por supuesto, el sistema horario acordado también tendrá que ser práctico para los astronautas", explica Bernhard Hufenbach, miembro del Equipo de Gestión de Moonlight, de la Dirección de Exploración Humana y Robótica de la ESA. "Esto supondrá todo un reto en una superficie planetaria en la que en la región ecuatorial cada día dura 29,5 días, incluyendo las heladas noches lunares de quince días de duración, con toda la Tierra apenas como un pequeño círculo azul en el cielo oscuro. Pero una vez establecido un sistema horario de trabajo para la Luna, podemos seguir haciendo lo mismo para otros destinos planetarios".  

A la vista está que son muchos los astrónomos e investigadores que creen necesario que la Luna disponga de su propio sistema horario para facilitar y mejorar las misiones de los astronautas. 

Noticias Relacionadas

Alojamientos y experiencias recomendados por Turismo de Estrellas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.