Turismo de Estrellas
Primer diario de noticias
especializado en Astroturismo

La nueva ley de Hawai puede poner fin a la larga polémica astronómica de Maunakea

Un grupo que incluye nativos hawaianos administrará ahora la montaña Maunakea, donde los derechos de los indígenas y la astronomía entraron en conflicto.

18 julio 2022

El estado de Hawái ha establecido una nueva forma de administrar la montaña Maunakea, cuya cima alberga muchos observatorios astronómicos de clase mundial. Una ley firmada por el gobernador de Hawái el 7 de julio elimina a la Universidad de Hawái de su papel como la principal autoridad en la supervisión de la tierra en la que se asientan los telescopios y otorga esa responsabilidad a un grupo recién establecido con una representación mucho más amplia de la comunidad, que incluye a los nativos de Hawái. 

La lucha por un megatelescopio de Hawái podría cambiar la astronomía

Muchos esperan que este cambio legislativo marque el camino a seguir para la astronomía en Hawái, después de años de estancamiento sobre el futuro de los telescopios en Maunakea. 

Desde 2015, algunos hawaianos nativos han bloqueado intermitentemente el camino a la cumbre, principalmente para evitar el inicio de la construcción del Telescopio de Treinta Metros (TMT), un observatorio de próxima generación que tendrá un enorme espejo de recolección de luz para hacer descubrimientos astronómicos. Las sentadas provocaron amplios debates sobre los derechos de los pueblos indígenas a opinar  sobre la gestión de tierras que son sagradas para ellos pero que han sido utilizadas para fines que incluyen la ciencia.

maunakea hawaiLos manifestantes bloquean una carretera en la base de Mauna Kea en julio de 2019. Crédito: Caleb Jones/AP/Shutterstock

La nueva autoridad competente de Maunakea incluirá a los nativos hawaianos en las decisiones sobre cómo se administra la montaña, poniendo especial énfasis en la administración mutua y la protección de Maunakea para las generaciones venideras. El organismo tendrá 11 miembros con derecho a voto, uno de los cuales debe ser un practicante activo de las tradiciones culturales nativas de Hawái y otro debe ser descendiente de un practicante cultural asociado con Maunakea. También hay lugar para representantes de la astronomía, la educación, la gestión de la tierra, la política y otros campos.

“Tengo muchas esperanzas en la nueva entidad”, dice Noe Noe Wong-Wilson, una anciana nativa de Hawái que ha ayudado a veces a bloquear caminos de la montaña. “Dónde hemos llegado en este momento va más allá de mi imaginación, ¡porque llevamos luchando durante tanto tiempo para ser escuchados!”.

La Universidad de Hawái ha administrado la mayoría de las tierras alrededor de la cumbre de Maunakea desde 1968, cuando el estado le otorgó un contrato de arrendamiento de 65 años para operar una reserva científica centrada en la astronomía. Maunakea tiene cielos ideales para la observación astronómica, dada su altura de 4.200 metros y sus cielos nocturnos estables y oscuros. 

La universidad ahora tiene que transferir todos sus deberes de gestión, incluido un conjunto complejo de subarriendos, permisos y otros acuerdos, a la nueva autoridad antes del 1 de julio de 2028. “Hay una gran cantidad de cambios que están relacionados y conlleva mucha incertidumbre asociada”, afirma Doug Simons, director del Instituto de Astronomía de la universidad en Manoa, Hawái.

Un camino a seguir

Maunakea se utiliza para una serie de propósitos, incluidos el turismo, la caza y las ciencias ambientales, además de las prácticas culturales y la astronomía. Actualmente alberga 13 observatorios, dos de los cuales están en proceso de ser desmantelados para ayudar a reducir el impacto en la montaña.

La nueva ley surgió de una propuesta de Scott Saiki, presidente de la Cámara de Representantes del estado, que tenía como objetivo romper el estancamiento en torno a Maunakea. Creó un grupo de trabajo que recomendó cambios en la administración de Maunakea y condujo al plan final para eliminar a la Universidad de Hawái como administrador principal.

"El grupo tuvo éxito porque estableció un marco de respeto mutuo", dice Rich Matsuda, director asociado de relaciones externas del Observatorio WM Keck en Waimea, Hawái, que fue uno de sus miembro. “Las cosas a menudo se han enmarcado como cultura versus ciencia”, añade. “Esa es una especie de dicotomía falsa y un encuadre ofensivo. Los diferentes sistemas de conocimiento y formas de ver las cosas no tienen por qué estar en oposición”.

La ley dice que la astronomía es parte de la política del estado de Hawái. “El estado dice que la astronomía es importante para Hawái y que el estado invierte en astronomía, pero aún invierte más en la administración de Maunakea como un lugar especial; esa combinación es absolutamente clave para mí”, dice John O'Meara, científico jefe de Keck, que tiene dos telescopios de 10 metros en la cima de Maunakea. “Es motivo para ser optimista”.

El destino del telescopio TMT

Quedan muchos pasos por dar. El primero es identificar a las personas que integrarán la nueva autoridad de gestión de Maunakea (es probable que sean designados por el gobernador) y luego configurarla para que se haga cargo de todas las tareas administrativas y de gestión que la universidad ha estado supervisando. La legislatura estatal también deberá proporcionar dinero para financiar al grupo más allá de los US$14 millones asignados para su primer año.

maunakea hawaiLa cumbre de Mauna Kea en Hawai ya alberga 13 telescopios./ Crédito: Getty

Y luego está la cuestión del TMT. Hay permiso para continuar con su construcción, pero aún no se ha hecho debido a las tensiones en la montaña. 

En noviembre pasado, el proyecto recibió un impulso muy necesario cuando la encuesta decenal de EE. UU. sobre las prioridades de financiación en astronomía y astrofísica recomendó que el proyecto siguiera adelante. Ahora, la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU. (NSF) está considerando proporcionar fondos para el proyecto, que actualmente, con sus socios de los Estados Unidos, China, Canadá, India y Japón, no tiene suficiente dinero para construir completamente el telescopio.

Si la NSF decide unirse al TMT, a un costo estimado de $800 millones, al menos una cuarta parte del tiempo del telescopio estaría abierto a observadores de todo Estados Unidos. También desencadenaría una revisión federal de cómo la construcción del telescopio podría afectar a Maunakea que debería completarse antes de que el trabajo comenzase.

Para la nativa Wong-Wilson, al menos, la discusión sobre el TMT puede continuar por ahora. "Aún está todo sobre la mesa", concluye ella.

Noticias Relacionadas

Alojamientos y experiencias recomendados por Turismo de Estrellas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. turismodeestrellas.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a turismodeestrellas.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.